Alimentando la vegefobia

periodico

La noticia de una niña vegana italiana que ha tenido que ser ingresada en el hospital debido aparentemente a una deficiencia de vitamina B12 ha saltado a todos los medios de comunicación europeos y el tratamiento (des)informativo de la noticia ha resultado, como en ocasiones similares, penoso.

No es la primera vez que esto sucede ni me temo que será la última. En este caso me ha llamado la atención la prontitud con que todos los medios, en español y en otros idiomas, han difundido la noticia, cuando ni siquiera hay información suficiente todavía sobre el tema.

¿Qué sabemos hasta ahora?        

Sabemos que una niña de 2 años ha sido ingresada en un hospital italiano con síntomas compatibles por una deficiencia de vitamina B12. La gravedad de su estado varía con el periódico que uno lea: unos dicen que fue atendida hace dos días en el servicio de urgencias, otros que lleva varios días en la UCI, otros que tuvo que ser “reanimada” (¿de un fallo cardíaco? – no lo especifican, que cada uno imagine lo que desee).

Algunos medios, no todos, refieren que la niña está siendo estudiada por si pudiera tener una enfermedad de base o un problema metabólico (hay enfermedades genéticas que dan lugar a síntomas como los que presenta esta pequeña). Pero todos sin excepción llevan a sus titulares que la razón de que la niña haya enfermado es su “dieta vegana”. Esto es asombroso cuando ni siquiera hay un diagnóstico sobre la mesa. Pero la mayoría lo dicen así: “ingresada en la UCI por llevar una dieta vegana”.

A continuación se suceden las declaraciones de uno de los profesionales que atendieron a la niña y de un representante de una asociación de pediatría italiana.

Los artículos finalizan recordando “otros casos”  y enumerando los riesgos de la alimentación vegana.

Reflexiones sobre el papel de los médicos en este caso

Mi opinión sobre el comportamiento de los médicos que han hecho declaraciones sobre este tema en los medios no puede ser más negativa. En primer lugar, han informado precipitadamente a los medios de un caso que está bajo estudio, sobre el que no hay un diagnóstico definitivo. ¿Dónde está la urgencia, es un caso de enfermedad infecciosa que se vaya a propagar en las próximas horas? Además han dado datos personales de una paciente, de una paciente menor de edad para más inri, lo que hace que esta paciente y su familia puedan ser fácilmente reconocidos por familiares y vecinos. ¿Dónde está el derecho a la privacidad y confidencialidad? Esto incumple las más elementales normas de la ética profesional y es un escándalo en sí mismo. Es intolerable que se someta a esta presión a una familia que, hayan hecho lo que hayan hecho, no merecen esta exposición ni este escarnio público. A mí no me enseñaron en la Facultad de Medicina que los médicos tuviéramos el papel de fiscales o de jueces.

A continuación, las declaraciones de los pediatras entrevistados sobre la alimentación vegana son lamentables y solo reflejan el bajísimo nivel de conocimientos de la profesión médica en cuanto a nutrición. Médicos que no se han molestado en leer los documentos oficiales sobre vegetarianismo y veganismo de la Academia Americana de Nutrición o de otras sociedades científicas, y que no se han molestado en leer estudios recientes sobre este tema, se permiten el lujo, amparados en el prestigio que les confiere su título, de continuar propagando mitos absurdos y hacer afirmaciones sin fundamento científico.

Los médicos tenemos la obligación de educar en salud y buenos hábitos de vida, siempre respetando las convicciones éticas y religiosas de nuestros pacientes. Me gustaría saber qué clase de apoyo y consejo nutricional había recibido esta familia de sus médicos. Estoy harta de que mis pacientes me cuenten que sus pediatras los “regañan o abroncan” cuando se enteran de que son vegetarianos o veganos (literal). Algunas familias no dicen a sus médicos que son vegetarianas por miedo a su reacción y a su rechazo. Otras me han contado que su pediatra se negó a seguir tratándolos o que intentó convencerlos para que cambiaran su alimentación. Esto es inadmisible y me pregunto si se toleraría una actitud similar hacia pacientes de un determinado grupo religioso.

El tratamiento periodístico del caso

No es que esperase mucha ética profesional por parte de la mayoría de los medios de comunicación actuales. Este es solo un ejemplo más de la deriva que lleva la profesión de periodista. No hay ningún intento de investigar los hechos que les cuentan de manera crítica, de contrastarlos, de asegurar su veracidad. Ayer por la noche un medio italiano informaba de que la familia no era realmente vegana. Vaya, ni siquiera la información que va en el titular está verificada. Es vergonzoso además que hayan colaborado en la difusión de los datos personales de una menor de edad. Además se limitan a repetir como papagayos lo que les ha debido contar la agencia de noticias, sin profundizar en el tema, y añadiendo dos líneas en tono negativo sobre los peligros del veganismo.

¿Para qué sirve contar esta noticia de esta manera?

Para nada, excepto para alarmar a las cientos de miles de familias vegetarianas y veganas que se esfuerzan cada día en criar a sus hijos de manera saludable y respetuosa con su entorno. Gracias a este artículo ahora se verán todavía más sometidas a la presión y el hostigamiento de conocidos y profesionales sanitarios. No hay información que pueda ser considerada de utilidad, que pueda ser usada para mejorar la educación nutricional de la población, sea esta vegana o no. Solo estereotipos, prejuicios y miedos.

¿Por qué esta obsesión con este tipo de casos?

Si bien pienso que publicar estas noticias de esta forma tendenciosa no sirve para nada útil, sí que creo que hay un propósito. El veganismo está en aumento, en toda Europa y en los EEUU sobre todo, pero en otras partes del mundo también. Por ejemplo dos de los países donde más rápido crece son Israel y Turquía. El crecimiento de este movimiento social y ético obliga a plantear un debate sobre cómo tratamos a los animales en nuestra sociedad. Este es un debate cada vez más necesario que no podemos seguir eludiendo. Pero es un debate incómodo y no gusta. La mayoría de la población no quiere ver las consecuencias de su estilo de vida en el planeta y en las criaturas que viven en ella. La presencia de personas veganas es un recordatorio constante y doloroso de que el debate es necesario. La presencia de personas veganas en nuestra sociedad es una prueba de que se puede vivir sin hacer daño a otros. Como mucha gente no quiere ver esto porque no quiere renunciar a sus privilegios, intentan matar al mensajero. De ahí surge la vegefobia: la ridiculización, culpabilización, y criminalización de las personas vegetarianas y veganas. Cualquier excusa es buena para intentar disuadir a la población de que adopte formas de vida más éticas y para postergar el necesario debate. Este es el auténtico propósito de la difusión de este caso: que no hablemos de lo que verdaderamente importa. No es más que otro ejemplo de vegefobia.

 

Comparte y sigue si te ha gustado:

16 comentarios:

  1. Empezando por el final, impedir que la sociedad adopte formas de vida más éticas? Igual para ti es ético no comer carne para mi si que es muy ético. Probablemente muchas acciones de tu vida cotidiana a mi no me parezcan éticas. Si tan respetuoso y ético eres, supongo que no irás en transporte de ningún tipo mas que en bicicleta, no usarás ropa con tintes tóxicos, ni móviles, ni ordenador, no usarás embalajes de plástico, no encenderás calefacción ni aire acondicionado… Parece que solo por no comer carne los veganos seáis los mas respetuosos del planeta. Y por supuesto no es así.
    A mi lecciones de cuidar el planeta y sus integrantes solo me lo pueden dar tribus aisladas, que por cierto todas comen animales. El problema no creo que no os repetemos, a mi me da igual lo que comas tú y tú familia, es que desde fuera parece que os queréis sentir diferente y dar lecciones de ética, el resto somos inmorales. Sois vosotros los que siempre buscáis diferencias para sentiros mejor con vuestro estilo de vida. Alimentando la vegefobia? Venga hombre!
    Sinceramente para mi como si un grupo de gente se alimenta de piedras, respeto. Pero diré lo que me parezca.

    • Hola Irene, gracias por tu comentario.
      Comer carne implica matar animales. No parece haber otra forma de hacerlo.
      Abstenerse de matar es más ético que matar; así se considera en todas las religiones y sistemas ético-filosóficos del planeta. Parece que los seres humanos nos hemos puesto de acuerdo en esto. Cuando no hay necesidad de matar, hacerlo no es ético.
      Un saludo,
      Miriam

      • Esta claro lo del sufrimiento animal, deberíamos comer lo que pudiéramos cazar.
        Una cosa que me choca mucho de los veganos que no pensáis en el sufrimiento vegetal. Si, también sufren. Hay unos cuantos experimentos que lo demuestran. Ademas de como reaccionan a la música, a según que personas…

        • Hola Irene,
          Hay una diferencia muy importante entre el reino animal y el reino vegetal: Los animales tenemos sistema nervioso, las plantas no. Si abres una manzana, una alubia, un grano de trigo o una hoja de espinaca no encontrarás nervios ni otros componentes del sistema nervioso. Es el sistema nervioso el que nos permite comunicarnos, sentir dolor, placer, miedo y cualquier emoción. Además es el cerebro, el principal órgano del sistema nervioso, el que nos permite a los animales tener conciencia de nosotros mismos y de nuestro entorno; de producir pensamientos y procesar emociones. Las plantas pueden tener quimiorreceptores que se estimulan con la luz, el sonido o la humedad, pero eso no significa que padezcan sufrimiento. El sufrimiento solo lo pueden padecer los seres con cerebro, y las plantas no lo tienen.
          Ahora bien, la vida es un continuum, y por supuesto tienes razón en cuanto a que debemos proteger todas las formas de vida y no desperdiciar recursos ni destruir ecosistemas. Como sabrás, la gran mayoría de los cultivos vegetales actuales (más del 80%) se destinan a la alimentación del ganado. El ganado consume una enorme cantidad de plantas en forma de piensos: las necesita para crecer y engordar y para mantener las funciones vitales hasta que va al matadero. Se calcula que por cada kilo de proteína animal que se obtiene de la carne se han tenido que utilizar entre 7 y 15 kilos de proteína vegetal. Esto supone una enorme presión para los ecosistemas y las tierras de cultivo.
          Quizá pienses que un vegetariano come más plantas que un no vegetariano: es verdad a medias: come más plantas directamente, pero consume muchas menos indirectamente. Si de verdad nos preocupa el destino de las plantas, una forma muy eficaz de reducir su consumo y el impacto de los cultivos intensivos en el planeta es hacerse vegetariano y mejor todavía, vegano.
          Un saludo

    • El habla de etica a los animales, no al medio ambiente. De entender que los animales tienen derecho de vivir igual que nosotros con una vida digna de libertad y no encerrados en jaulas pequeñas expuestos a tortura y estres. Creo que a nadie le gustaría vivir asi, pero sin embargo comer carne de la industria para satisfacer el deseo del paladar vale mas que la vida de un animal que sufre toda su vida para darte lo que quieres.

    • Irene, evidentemente no logras comprender el concepto de veganismo. Explica como puede ser ético comer carne o productos de origen animal que implican abuso, tortura, sufrimiento y muerte. Como lo justificas?? Por el sabor? Porque esas tribus lo hacen? Si tanto te preocupa el medio ambiente, sabrás que el el 70 % de la contaminación e infecto invernadero proviene del gas metano emitido por el ganado de la agroindustria y no por coches, barcos, motos, aviones que es insignificante en comparación al emitido por las vacas criadas para consumo humano. Claro que el solo el echo de habitar en este planeta generamos un daño, eso es inevitable, por eso el veganismo consiste en generar el menor impacto posible. No solo se trata del medio ambiente, se trata de vidas, de otras especies que tienen tanto derecho a vivir como quieres vivir tu. Los veganos para tu información evitamos consumir cualquier tipo de producto que implique sufrimiento animal, muerte y contaminación, incluyendo textiles, como medicamentos que son testados en animales (dicho sea de paso, no los necesitamos gracias a nuestra sana alimentación) Preferimos optar por medicinas alternativas, raices, tratamientos medicinales, etc. Deja de contradecirte de manera categórica. Somos humanos y vivimos bajo leyes y normas, vivimos juzgándonos unos a otros, lo hacemos con asesinos, ladrones, violadores (seguramente crees que eres mejor que ellos éticamente y seguramente así sea) es lógico. Pero aunque te duela y te moleste rotundamente, tengo que decirte que los Veganos somos mas éticos que tu sin duda. No hables de respeto si no puedes respetar a otros…. (los animales entran en la categoría de otros) y no debería darte igual lo que coman los demás si están atentando contra el planeta y nuestro futuro, porque de seguro vas a querer que tus hijos crezcan en un entorno mejor y no en un mundo al tope del colapso. Por ultimo informase bien que los veganos no comen piedras, como creen la mayoría de los catetos retrógrados.

  2. “… disuadir a la población de que adopte formas de vida más éticas” – porque por supuesto el veganismo es ético y el resto de gente que comemos de todo somos unos monstruos desalmados. Por eso hay que estar predicando “soy vegano” a la más mínima oportunidad … cada cual que coma lo que le apetezca .
    Por otro lado hay opiniones diferentes sobre qué alimentación mata más animales : ¿una omnívora o una vegetariana estricta con cultivos extensivos de vegetales donde no hay apenas animales silvestres? Recuerdo de niño ir al campo y ver cantidad de animales e insectos diferentes…ahora hay bastantes menos. Curiosamente con la llegada de grandes empresas dedicadas al cultivo intensivo … en fin… los extremos no son buenos casi nunca en ningún ámbito. Con la alimentación pienso que ocurre lo mismo.

    • Hola Carlos, gracias por dejar tu opinión.
      En el mundo se sacrifican cada año más de 150 billones (con B, billones) de animales, terrestres y marinos, solo para el consumo de carne, leche y huevos. Este número no incluye a los que mueren en otras industrias.
      Los cultivos intensivos son problemas muy serios como bien dices. Sabrás que más del 80% de estos cultivos se destinan al consumo (engorde) de los 150 billones de animales que he mencionado antes. De hecho, la deforestación de las selva del amazonas para crear monocultivos de soja para alimentar al ganado de Europa y Norteamérica es uno de los factores contribuyentes en el calentamiento global.
      El ganado consume muchos más recursos que lo que su carne rinde. Si los humanos consumiéramos directamente los cereales y las legumbres que ahora mismo se destinan al ganado, habría alimentos para todos y disminuiría enormemente la presión sobre las tierras de cultivo.
      No son los veganos los que consumen más plantas, son las personas que comen carne las que requieren mayor uso de ellas, así como de agua. Puedes leer una explicación detallada en el informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) titulado: La larga sombra del ganado: http://www.fao.org/3/a-a0701s.pdf
      Un saludo
      Miriam

    • Excusas miserable para gente miserable. Al opresor no las gusta que a les visibilicen sus privilegios.

      • Y este tipo de comentarios es lo que más enfrentan a ambas partes. Si de verdad te interesan los derechos de los animales y pretendes contribuir a concienciar, llamar a quienes no son veganos gente miserable sólo va a generar rencor. Pretendo informarme sobre estos temas, porque por un lado os entiendo y por otro no hay aspectos en los que estoy de acuerdo y me encuentro con comentarios de gente rabiosa que se dedica a insultar. Querida amiga, así sólo consigues que la persona que se plantea debatir ya no lo haga y tú en lugar de ayudar a los animales los estás condenando con tu actitud, alejando posibles vegetarianos y veganos. Menos mal que existe el otro tipo de vegano que explica las cosas con educación, paciencia y basándose en argumentos sólidos.
        Si vas a responder espero que no sea un ataque.
        Una “miserable” dispuesta a conocer el punto de vista del colectivo vegano.

        • Hola Mairim, no sé si Vegan Girl te contestará, mientras tanto lo hago yo y aprovecho para agradecerte tu participación en este debate.
          Para mí esto no es una pelea entre vegetarianos y no vegetarianos ni me siento enfrentada a nadie. Muchas de las personas que más quiero no son vegetarianas y ni ellas ni cualquier otra es mi enemiga, ni por este tema ni por ningún otro. Una cosa es que no me gusten algunas de las cosas que hagan y las critique; y otra que eso me haga sentir animadversión por nadie. Yo misma he sido no-vegetariana una gran parte de mi vida y nadie mejor que yo puede comprender a quienes no son vegetarianos, pues he estado ahí.
          Aunque esto no pretende ser una justificación por ningún exabrupto que hayas podido oír por aquí o en otros lugares, te voy a explicar una cosa que quizá te haga entender mejor a algunos veganos, sobre todo a los que llevan poco tiempo siéndolo: algunas personas se hacen veganas coincidiendo con un periodo en el que han estado expuestas a mucha información sobre las condiciones de vida de los animales de granja. Ahora esta información está muy difundida gracias a internet y hay muchos, muchos vídeos y otros documentos muy gráficos que es difícil que dejen indiferente a nadie. Algunos veganos son además activistas y trabajan elaborando informes que documentan prácticas de maltrato a animales; o colaboran con refugios que rescatan y recuperan a animales que han sufrido situaciones de abuso terribles, por poner dos ejemplos.
          Estas personas pasan por una etapa en la que literalmente se traumatizan por tanto sufrimiento como ven a diario. Es muy duro contemplar estas cosas y ver al mismo tiempo que la sociedad a tu alrededor no se inmuta, no le importa, lo justifica y banaliza. Esta fase también la pasan los profesionales sanitarios cuando van a asistir a refugiados o a heridos en campos de batalla, por ejemplo: el sufrimiento que se contempla es tal que se produce un síndrome de estrés post-traumático. En estas circunstancias algunas personas pueden sentirse “enfadadas” con el mundo, pueden sentirse muy dolidas de que nadie más vean la realidad que ellas están viendo.
          Todos hemos pasado más o menos por esta época y el paso siguiente es “reconciliarnos” con el mundo y aprender a diferenciar entre las personas y las acciones que éstas llevan a cabo.
          En cualquier caso, ni una ni dos ni tres personas representan una idea. No todas las feministas, ecologistas, pacifistas o luchadoras por los derechos humanos han sido o son personas intachables en todos los aspectos de sus vidas. Todos tenemos nuestras contradicciones y nuestras miserias, los veganos tanto como los demás. A pesar de eso juzgamos las ideas por lo que son, y no por quien, con más o menos fortuna, las defiende, pues si no la humanidad habría progresado muy poco. Si te interesa el veganismo, te pediría que lo juzgaras por sus argumentos y sus propuestas, y no por las personas que lo defendemos, que podemos estar y estamos bastante lejos de la perfección.
          Si tienes cualquier duda o curiosidad nutricional acerca del vegetarianismo o del veganismo que yo te pueda resolver (esa es la parte que mejor se me da), aquí estoy para contestarte.
          Un abrazo y hasta pronto
          Miriam

    • Definitivamente la existencia de cualquier animal sobre la tierra implica un impacto en el medio ambiente, eso es un hecho irrefutable sobre todo si hablamos de hombre, los veganos no pretendemos dictar las leyes de la naturaleza simplemente nos sabemos sólo una parte de ella, no sus dueños, y tomar la responsabilidad que corresponde a cada individuo como parte de un todo, cómo lo hacemos? Tratando de ocasionar el menor daño posible y respetando el derecho a la vida de los demás animales

  3. De acuerdo en casi todo, pero que el déficit de B12 puede ser por una dieta vegana tendrás que reconocer como médico que, por lo menos, es una posibilidad. Y creo que sí se criminaliza un poco a la gente con modos de alimentación diferente, pero decir que el calentamiento global es culpa de los que comen carne y decir que los cegamos tienen déficit de B12 creo que son dos caras de la misma moneda. O la solución a que se criminalice a quien no come carne es criminalizar a quien la come? Me gusta mas el enfoque de crear una alimentación omnivora sostenible y que cada uno pueda elegir. Un saludo.

    • Hola Laura, gracias por comentar.
      Por supuesto que es una posibilidad. Todas las dietas pueden tener deficiencias (y excesos) en uno o varios nutrientes, si no se planean bien. Además de una alimentación deficitaria otras enfermedades y problemas genéticos pueden producir una deficiencia de vitamina B12 en el organismo.
      El motivo de mi crítica a los medios que han publicado este caso de esta forma sensacionalista es que no se conoce bien lo que le ha ocurrido a esta niña; sin embargo se han apresurado a culpar al veganismo por ello. Mira que ningún periódico ha dicho: “Una niña está enferma. Una de las posibilidades es su dieta vegana”. No, han dicho: “Una niña está enferma por causa de su dieta vegana”, cuando ni siquiera los médicos que la tratan lo saben.
      Pocas horas más tarde el propio hospital reconocía que la familia ni siquiera es vegana, pero esta información no ha sido corregida en ningún medio español.
      Coincidirás conmigo en que el tratamiento de esta noticia no se puede considerar un ejemplo de buen periodismo.
      Un saludo

  4. Es increible que no se pueda soslayar el tema de la vitamina B12 y su absorcion natural mediante alimentacion de vegetales o carnes en pleno tercer milenio. Cuantos avances en biogenetica productiva de mejoramiento de especies para la mejor eficiencia y explotacion de su carne y leche existe hoy y es patente realidad…cuanto sabemos del manejo de los mercados por sobre aquella alimentacion que realmente nos beneficia…cuanto sabemos de los avances en medicina que postergan enfermedades en lugar de curarlas…cuanto avance tiene la ciencia… pero siempre al servicio de quienes la manejan, SI ACEPTAMOS MIRAR AL COSTADO es porque vivimos en esa realidad que tambien nos dibujan a su complacencia. LOS VEGANOS NO MIRAMOS AL COSTADO, no nos aferramos a ideologias, ni presunciones… solo buscamos derechos por igual a todos los animales, pero en este mundo hasta las razones son corrompidas y manejables. Solo es cuestion de ponerse en el lugar del ser vivo abusado y de la naturaleza, porque al fin y al cabo nos olvidamos que somos parte de ellos.

  5. Falta algo importante es la parte donde ellos se ponen a pesar sobre la ¨PÉRDIDA DE DINERO¨ que traería el cambio del estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • ¿Quieres suscribirte al blog?

    Escribe tu nombre y tu dirección de correo y recibirás una notificación cada vez que se publique un artículo